experiencias de viaje

Las experiencias de viajes son una buena idea para incentivar a clientes

Una de las cosas que más le gusta a todo el mundo es viajar. Conocer sitios nuevos, disfrutar de la naturaleza y pasear por lugares diferentes son vivencias inolvidables. Por este motivo, utilizar las experiencias de viajes es una buena idea para incentivar a clientes y potenciales clientes.

 

Por qué las experiencias de viajes son una buena idea

 

Las experiencias en viajes son una buena idea por varios motivos. Es uno de los mejores reclamos para atraer o mantener contentos a los clientes.  Estos son algunas de las razones:

  • Aventura o relax. Cuando se entrega una tarjeta de experiencias o descuentos para una escapada, se ofrece aventura, pero también relax. Puede ser una escapada a una casa rural para dos o un descuento para que el cliente elija su actividad preferida. Lo mejor es elegir el tipo de tarjeta en función de las necesidades y la personalidad de cada uno.
  • No es algo muy habitual que se regalen experiencias a los clientes. Sin embargo, es un regalo que a todo el mundo le gusta recibir. Si quieres tener un detalle con un buen cliente y sorprender, elige esta opción.
  • Los viajes y escapadas crean recuerdos agradables. Estos se quedan grabados por muchos años en la memoria de los que disfrutan de la experiencia. Cuando recuerden el viaje o vean las fotografías de nuevo recordarán quién les hizo el obsequio.
  • Ser generoso siempre crea una buena impresión. Los receptores sentirán un vínculo y un compromiso con la empresa y sabrán que los buenos clientes tienen recompensa.
  • Puede parecer que un regalo tan bueno como este saldrá por un precio muy elevado, pero no es así. Puedes encontrar soluciones realmente económicas, no tendrás que hacer una gran inversión para dejar satisfechos a tus mejores clientes.

 

Las experiencias de viajes como incentivo de empresa:

Las experiencias también son una buena idea como incentivo empresa. Puedes utilizarlas como regalo para los mejores trabajadores o como recompensa después de un período de mucho trabajo, así se sentirán valorados y seguirán trabajando a un alto nivel.  Además, es una forma de mantener el talento que ya tienes en tu negocio.

Otra manera de utilizar las experiencias es establecerlas como premio: un circuito en un spa o una escapada a una casa rural es un buen premio para los empleados que se han esforzado por cumplir los objetivos de la empresa. Se puede hacer con trabajadores individuales o con equipos reducidos. A este sistema de trabajo se le llama gamificación. Al igual que en un juego, el que consigue más puntos se lleva el regalo.  Este tipo de incentivos refuerzan una actitud positiva frente al trabajo. Por un lado lo hace más dinámico y divertido. Por otro, se invita a una mayor implicación a cambio de una recompensa adicional.

Como puedes ver, las experiencias de viajes son una gran opción para fidelizar clientes y alcanzar los objetivos de la empresa. Adquirirlas es muy fácil. Puedes hacerlo desde nuestra web directamente. Solo tienes que elegir una de las opciones para empezar a utilizarlas en tu estrategia.